Salve

Sios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros, esos tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

U: Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.T: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

Entradas relacionadas

Letanías Laureteanas

Letanías Laureteanas

Señor, ten piedad Cristo, óyenos Cristo, escúchanos Dios, Padre Celestial, ten misericordia de Nosotros Dios Hijo Redentor del Mundo, ten misericordia de nosotros Santísima Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros Santa María, ruega por nosotros Santa...

Acto de fe, esperanza y caridad

Acto de fe, esperanza y caridad

ACTO DE FE Señor mío y Dios mío: creo en Ti porque Tú eres la Verdad; creo todo lo que has revelado y la Iglesia nos enseña. Dios mío, confío en Ti, aumenta mi fe. ACTO DE ESPERANZA Señor mío y Dios mío: espero en Ti porque eres bueno y fiel a tu Palabra; espero tu...

Letanías de la Humildad – Cardenal Merry del Val

Letanías de la Humildad – Cardenal Merry del Val

Jesús manso y humilde de Corazón, óyeme. (Después de cada frase decir: Líbrame Jesús) Del deseo de ser lisonjeado Del deseo de ser alabado Del deseo de ser honrado Del deseo de ser aplaudido Del deseo de ser preferido a otros Del deseo de ser consultado Del deseo de...