Al terminar las comidas

Te   damos   gracias, Señor, por estos beneficios recibidos de tus manos. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.