Las hermanas de la Sociedad de María entregan su vida para dedicarse a la Nueva Evangelización, anunciando la Buena Nueva del Reino a los más alejados, a quienes no conocen a Jesús y a los más necesitados.
Eligen el nombre de Sociedad de María porque asocian su vida y tarea apostólica al ministerio de la Madre de Dios en la comunión de la Iglesia y se inspiran en las mujeres que acompañaban a Cristo en su vida pública, buscando configurarse con El en su celo misionero, en su amor misericordioso y su intercesión orante en favor de todos los hombres.

Las hermanas de la Sociedad de María colaboran con la Sociedad San Juan en la Parroquia Nuestra Señora del Huerto y San José, desde la animación litúrgica, el ministerio de la música, y acompañando el desarrollo de los distintos programas de nueva evangelización.