Los sacerdotes están disponibles para confesar: Los días domingos durante la celebración de la misa o se puede coordinar un encuentro llamando por teléfono a la parroquia.