Dar de comer

En las noches salimos por las calles de la ciudad, al encuentro de personas a quienes ofrecemos un plato de comida y una oportunidad para compartir la fe en Cristo.